Capacitacion Clinica del Sol.jpg

El 16 de junio docentes de la Fundación S3 comenzaron a dictar un curso de capacitación en RAC (Recepción, Acogida y Clasificación) una forma de Triage (Triángulo de Evaluación Pediátrica) destinado a todos los miembros del equipo de salud de la Guardia del Servicio de Pediatría y Vacunatorio de la Clínica Maternidad del Sol. El objetivo de esta capacitación es implementar un nuevo proceso de clasificación de pacientes para mejorar la rapidez y la calidad de atención. El curso tiene una duración de 8 clases de dos horas cada una. Está dictado por la licenciada Alejandra Delgado y Mauricio Olivo Ortiz. Participaron enfermeras, médicos y administrativos del servicio de Pediatría de la Guardia. Luego que concluya la capacitación, se estima que a partir de mediados de julio se implemente el este nuevo procedimiento de Triage de acuerdo a los principios contenidos en el manual de Recepción, acogida y clasificación de pacientes (RAC). El Triage, es un proceso que permite clasificar y valorar el estado de los pacientes para después derivarlos con los médicos.
Los niveles de urgencia que se utilizan son cinco, cada nivel corresponde a un color, siendo el más grave el rojo (Nivel I ) donde el paciente es ingresado de inmediato a la sala de Shock ya que ya que corre riesgo de vida y el de menor gravedad, es decir, no es de urgente atención es el (nivel V) con color azul el cual puede tener una espera de hasta 180 minutos. “En este proceso la atención ya no es por orden de llegada sino por nivel de gravedad, una metodología nueva, difícil de cambiar y asimilar pero eficiente”, explica la licenciada Alejandra Delgado, instructora de la Fundación S3. La valoración la hace enfermería, a través del Triángulo de Evaluación Pediátrica que contribuye a clasificar al paciente pero no para diagnosticar sino que esto lo realiza el médico pediatra.
El servicio de guardia antes estuvo relegada por creerse que era una consulta secundaria, pero esto ha cambiado y hace unos años tiene una especialidad que es la emergentología pediátrica. En la Clínica Maternidad del Sol la guardia pediátrica está integrada por emergentología y existe un schok room para pacientes críticos. “También cambió el concepto de médico como un ser omnipotente que lo sabía todo. Antes los restantes miembros del equipo de salud eran auxiliares de la medicina, en cambio ahora todos los auxiliares de la medicina forman parte del equipo de salud y tienen un rol relevante en las salas de guardia”, aclaró el doctor Ricardo Spósito, director de la Clínica Maternidad del Sol.
Los cambios han llevado a la actualización y a la especialización en el área pediátrica. “Nuestra guardia está especializada en pediatría y capacitamos a nuestro personal de enfermería en el manejo del paciente pediátrico. La capacitación en Triage permitirá mejorar el proceso que comienza con la primera recepción del paciente cuando ingresa y donde se determina la gravedad de su caso o no y el tiempo de espera estimado para cada caso”, agregó el doctor Ricardo Spósito.

Antecedentes.

En el Hospital General Pediátrico Niños de Acosta Ñu (HGP) de Paraguay se pueden observar la importancia de la existencia de un sistema de Triage en los servicios de guardia. En este establecimiento hospitalario desde el 01 de enero al 30 de junio de 2013 se realizaron 51065 consultas de los cuales sólo un 21 por ciento  de consultas eran  urgentes. La implementación de un sistema Triage, en el servicio de urgencias pediátricas del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (Paraguay) demostró que más de las tres cuartas partes de las urgencias fueron atendidas dentro de los treinta minutos de su admisión.
Sin embargo, los instructores de la FS3, aclaran que clasificar niveles de gravedad no es sinónimo de disminución en la atención de la cantidad de pacientes, “sino que por el contrario, ayuda a priorizar los casos más urgentes, por ejemplo el bebé más grave va a ser atendido más rápido previniendo así que se agrave su cuadro”, destacó Delgado.

La alta demanda de pacientes en las salas de espera del servicio de Pediatría y Vacunatorio de la guardia de la Clínica Maternidad del Sol produjo la necesidad de trasladar el Vacunatorio y también la necesidad de incorporar el Triage para mejorar la calidad y la rapidez en la atención de los niños que vienen al servicio.
“La implementación de este proceso supone un cambio institucional porque implica un cambio de hábitos, conductas y prácticas en los integrantes de los equipos de salud”, advierte Iris Rivarola, Supervisora del Servicio de Pediatría y Vacunatorio de la Guardia de la Clínica Maternidad del Sol. Rivarola añadió que una de las ventajas es que se permitirá optimizar los tiempos de atención. “Así podremos atenderlos más rápido, en función a la valoración y clasificación que se realizará desde el consultorio de Triage”, aclaró.
El Triage está clasificado en cinco colores, el Código Rojo o nivel I, el Código naranja o nivel II, el Código amarillo o nivel III, el Código azul IV y el Código verde o nivel V. En el Nivel I o Código Rojo y en el nivel II, pasar de inmediato a la consulta y tiene una espera estimada de 10 a 20 minutos, el nivel amarillo o nivel III tiene una espera de hasta 45 minutos, el Código azul, de 3 horas y el verde de 5 horas de espera.
“En Nivel I, ingresan casos de niños con paro cardíaco, traumatismos severos por accidentes, en estado de shock, con convulsiones o desmayos, son casos de urgencias generales. En este nivel se contemplan los menores de un mes y hasta menos de dos años de edad”, explica Rivarola.
En Nivel II o Código naranja, están los niños con dificultades respiratorias o casos de deshidratación, en el nivel III o Código amarillo, ingresan casos de niños con fiebre, vómitos, diarreas, heridas cortantes o golpes leves y en el nivel IV y V, que lo agruparemos en Código verde, por ejemplo un niño con dolor de muelas.
Registros.
En el nuevo Triage se incorporará también una ficha con una historia clínica de Guardia que consta de tres partes. En la primera están los datos personales, la obra social, la fecha y la hora de ingreso y la completa el sector administrativo de la guardia. Luego los pacientes entregan las hojas en el consultorio de Triage. “No obstante desde aquí también salimos a ver el estado de los pacientes para clasificarlos. Luego en quince minutos los volveremos a llamar para continuar con el proceso”, indica Rivarola. Hay otra parte del formulario que llena el servicio de enfermería, vinculado a temas como motivo de consulta, tratamiento actual, antecedentes (se le consulta si es alérgico, cardíaco, digestivo, metabólico, neurología, oncológicos, respiratorios, entre otros). Además se procede a efectuar parámetros de evaluación como tensión arterial, frecuencia cardíaca y respiratoria, temperatura, peso y saturación de oxígeno, por si hay que dar alguna medicación. Luego el médico realiza un exámen cardiovascular, urogenital, piel y mucosas, abdomen, terapia realizada, estudios y prácticas solicitadas, indicaciones y diagnóstico presuntivo. Este formulario lleva la firma del médico, del paciente, familiar o responsable.
Además en el servicio de Guardia se planean colocar carteles informativos con los niveles de urgencia, cintas con los colores verdes y naranjas donde se sectorizarán los distintos niveles para que los padres sepan en qué sector están ubicados sus hijos. Y también se van a emitir videos informativos sobre las características del Triage. “Todas estas acciones contribuirán a bajar el nivel de ansiedad de los padres y a contenerlos porque ellos muchas veces piensan que sus hijos están en código rojo y a veces no es así”, finalizó Rivarola.

Leave a comment