El viernes 14 de abril empezó el curso anual de Pre Hospitalarias y Rescates destinado a profesionales que requieran formación y actualización académica en esta área. El curso es de modalidad presencial y se desarrolla en forma quincenal, dos veces al mes, entre las 9:00 y hasta las 17:00 horas en la sede de la Fundación S 3 donde se desarrollan las clases teórico prácticas.  También está previsto realizar algunas clases en la sede del Centro de Entrenamiento para Profesionales de la Salud y la Comunidad (CEPROSAC).

Norberto Méndez, director educativo del curso, expresó que hasta el año pasado esta instancia de aprendizaje tenía una duración de cuatro meses, pero que con la nueva modalidad el curso se extendió a un año.  “Esta nueva propuesta educativa que cuenta con el aval del CONICET, brinda una oportunidad de capacitación a todos los profesionales involucrados en la escena prehospitalaria que deseen formarse, actualizarse y jerarquizar su profesión”, describió Méndez.

En esta cohorte del curso anual de Pre Hospitalaria y Rescates comenzaron 27 alumnos. La carga horaria consta de 251 horas cátedras, de las cuales 172 son presenciales y 53 se dictan en forma virtual. En el sitio web de la Fundación S 3, www.fundacions3.org.ar los alumnos disponen de un Aula Virtual donde podrán ingresar con su nombre de usuario y su contraseña para consultar material gráfico, videos disponibles para complementar los conocimientos adquiridos en las clases teóricas, así como también realizar consultas on line y efectuar sus exámenes.

Uno de los principales desafíos institucionales este año es descentralizar y extender la propuesta académica por fuera de la provincia de Córdoba. “Nuestra idea es romper las fronteras físicas, conceptuales e institucionales y replicar nuestra propuesta a lo largo del territorio nacional, para así marcar una diferencia en cuanto a la atención de pacientes en el pre hospitalario”, señaló Daniel Corral, coordinador académico.

En el norte, en Jujuy se realizó la capacitación al personal telefonista del SAME y se participó a través nuestro grupo de intervención en la cobertura de la procesión de la Virgen de Punta Corral realizada en Semana Santa. “Mientras que en el Sur, en Santa Rosa de La Pampa, se concretaron acuerdos y otras en tratativas para la realización de talleres como el de Trauma y en lo inmediato de pediatría. También se han realizado gestiones con colegas de Misiones para implementar propuestas para capacitar en lo público y lo privado sobre la temática prehospitalaria”, adelantó Corral.

“Uno de los objetivos que tenemos este año es que todos los alumnos que comenzaron concluyan exitosamente el trayecto anual. Esta cohorte está integrada por estudiantes y profesionales de variadas profesiones como médicos, enfermeros, policías, guardavidas, bomberos, entre otros”, explicó uno de los coordinadores académicos, Mariano Ayala.

Una jornada intensa. En la primera clase Mauricio Olivo Ortiz, director de la Fundación S3, desarrolló los principios, los valores y la misión de esta organización no gubernamental y luego los coordinadores académicos Mariano Ayala y Giselle Besso expusieron los siguientes temas: historia del SEM, seguridad personal y en el estacionamiento de las ambulancias, identificación de materiales peligrosos. Luego del almuerzo el tema central fue técnicas de Reanimación Cardiopulmonar Básico y obstrucción de vías aéreas. Una de las primeras recomendaciones en seguridad es que “primero hay que cuidar la seguridad de los propios profesionales de la salud que trabajan en las emergencias prehospitalarias, porque solo de esta manera podrán cuidar después a los pacientes, familiares y al entorno inmediato”, señaló Mariano Ayala.

Respecto a la correcta ubicación de las ambulancias el docente resaltó la importancia de estacionarlas en un espacio adecuado, tanto de los servicios de emergencia públicos como privados.  En el caso de un accidente ocurrido en la vía pública existen recomendaciones básicas para hacerlo: “Hay que ubicarlas a 30 metros de la escena del accidente y en una inclinación de 45 grados al carril contrario. De esta manera se evitan las consecuencias de posibles colisiones de otros vehículos que puedan poner en riesgo a los integrantes del equipo de salud.  Es lo que se denomina barrera de sacrificio”, describió Ayala. También es fundamental señalizar y poner balizas, colocar conos de seguridad y contar con la identificación del personal con indumentaria visible, preferentemente de color naranja flúor”, destacó el coordinador académico.

En cuanto a la metodología de aprendizaje se realiza un abordaje desde el coaching y la facilitación ontológica como distinciones para mejorar las relaciones en el equipo de trabajo y en las prácticas vinculadas con PreHospitalaria y Rescate. “La ontología es una dinámica de transformación personal en la cual el individuo reflexiona sobre sus propias prácticas en el área de la salud, para fortalecer su forma de estar en el mundo”, consideró Ayala. El coordinador académico también destacó que se propone fortalecer al profesional como sujeto implicado en sus propias prácticas cotidianas. “Porque además de ser actores, somos sujetos sociales, donde es fundamental considerar la totalidad de lo que somos como persona, promoviendo valores de compañerismo, Compromiso, solidaridad y respeto por el otro.

Giselle Besso, enfermera profesional y coordinadora académica del curso, relató que en la clase inaugural se elaboraron contenidos vinculados con la Reanimación Cardio Pulmonar Básica y maniobras de desobstrucción de vía aérea en adultos. “Aunque el grupo es heterogéneo en sus formaciones, no hubo ninguna dificultad a la hora de explicar y desarrollar el eje temático del día, poner en práctica los protocolos, explicó Besso. La coordinadora académica también agregó que éste lo puede realizar cualquier persona, sea o no profesional de la salud. “Son técnicas simples en las cuales solo se utilizan las manos para ayudar a salvar vidas”, indicó la coordinadora.  Besso también señaló que la capacitación se diseñó para que el alumno, de manera paulatina, vaya incorporando distinciones que se irán incrementando a lo largo del proceso de enseñanza, en este caso nuestro objetivo del día es reforzar la realización de la RCP de alta calidad, con una buena postura, optimizando la frecuencia de las compresiones por minuto y evitando las interrupciones de las compresiones.  Además aclaró que en la desobstrucción de vías áreas, “hay que saber identificar cuando una persona tiene una dificultad, en realizar correctamente las compresiones y la posición del paciente”, dándole el abrazo de la vida, con la suficiente energía y de tal forma que pueda expulsar el objeto que le esta obstruyendo, informó.

Por Rosana Guerra.

Leave a comment