Por Rosana Guerra.

El doctor Alberto Crescenti, director del SAME de la ciudad de Buenos Aires y el doctor Roberto Cohen disertaron en el marco del Congreso Nacional de Especialidades Médicas realizado en junio en el Consejo Médico de la Provincia de Córdoba.

El viernes 8 de junio el doctor Alberto Crescenti, Director del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) de la ciudad de Buenos Aires disertó sobre Escenarios Complejos y el doctor Roberto Cohen, integrante del mismo servicio, expuso sobre los aspectos legales de la medicina prehospitalaria y rescate.

Con su particular estilo el doctor Alberto Crescenti agradeció al Presidente del Consejo Médico de la provincia de Córdoba, el doctor Rubén Spizzirri y al Presidente del Comité de Contralor de Especialidades del Consejo Médico de la provincia de Córdoba, doctor Marcelo Lamón por haberlo invitado al evento. “Venir acá no es fácil.  Antes de hacerlo tuvimos que actuar desde las 3 de la madrugada en una explosión por una deflagración de gas que se produjo en un edificio de siete pisos y en el cual tuvimos siete heridos”, relató Crescenti.

Norberto Méndez, el director de Especialidad en Medicina Prehospitalaria y Rescate (MPHyR) también agradeció la presencia de estos dos referentes en prehospitalaria y rescate de Argentina y luego disertó sobre el perfil, contenidos y requisitos particulares en Medicina Prehospitalaria y Rescate.  En primer lugar explicó el significado del símbolo del logo de la Especialidad en Medicina Prehospitalaria y Rescate (MPHyR). “El Caduceo de Mercurio y la estrella de la Vida son los símbolos que elegimos para que nos representen en el logo de la Especialidad, debido a lo que representan en nuestro accionar”. El Caduceo de Mercurio simboliza el poder y la responsabilidad que tenemos con el paciente crítico. La Serpiente está relacionada con la sabiduría, por eso apostamos a la formación y al entrenamiento continuo que debemos adquirir para brindar una asistencia de calidad, explicó el especialista. “También este símbolo está vinculado con organizar el caos; y en estas situaciones que nos toca afrontar en los escenarios prehospitalarios hay que poner orden y brindar armonía a esos organismos enfermos. Y la estrella de la vida, cada punto de ella, marca los tiempos en los cuales participamos en la actividad prehospitalaria”, expresó Méndez.

Luego el director de la Especialidad en MPHyR detalló los objetivos de la Especialidad: “Asistir a las víctimas en situaciones de emergencias y desastres, formar líderes que sepan coordinar los equipos multidisciplinarios e incidir positivamente en la sociedad para que la comunidad sepa como actuar en una emergencia”, enumeró. En cuanto al Perfil Médico de la Especialidad explicó que buscan formar un Líder en servicio. “Muchos médicos que recién se reciben de la Universidad encuentran su primer trabajo en un servicio de emergencia, pero que se requiere una formación integral y continua para que se pueda brindar una formación médica oportuna, precisa y de calidad, resguardando la seguridad del profesional y aumentando la sobrevida del paciente.”, aclaró.

En la Especialidad se plantea la formación integral y continua de los médicos profesionales para que adquieran habilidades y herramientas claves para desempeñarse en un ámbito tan cambiante, con poco tiempo y para tomar decisiones al momento de atender pacientes críticos.

“Buscamos que los médicos estén capacitados para desempeñarse en un móvil de alta complejidad en la atención prehospitalaria, en la interacción con los pares para lograr un trabajo de calidad en el equipo y brindar una atención óptima en el tiempo oportuno”, detalló Méndez. Durante la formación los profesionales participan de simulacros con distintos escenarios, además de las prácticas que se hacen en el CEPROSAC, en cursos de medicina táctica y en las jornadas de supervivencia en Cerro Blanco con los docentes de la Escuela Argentina de Supervivencia (EAS). El especialista destacó que la formación de los especialistas apunta también a que se transformen en agentes promotores de prevención con la posibilidad de que participen en charlas a la comunidad.

Posteriormente el doctor Luis Quinteros, especialista en medicina interna e integrante del Comité de Contralor de Especialidades del Consejo Médico, expuso sobre las Interrelaciones con especialidades posbásicas. “La Asistencia en la emergencia no es privativa de la Especialidad sino que implica además de la resolución de emergencias médicas y la asistencia en la emergencia durante el traslado”, sostuvo.

Otro aspecto que destacó fue el trabajo en equipo. “La diferencia es que hay trabajo en equipo no solo con el personal del equipo de salud sino también con otras fuerzas de seguridad como Policía, Bomberos y también vecinos, familiares de las víctimas”, mencionó.  Y un tercer aspecto que remarcó fue el escenario. “El manejo de la escena, los escenarios a veces hostiles o situaciones de riesgo para las víctimas”, agregó.  Además resaltó la importancia de amigarnos con la tecnología aplicada al ejercicio de la medicina.

Aspectos legales en la atención prehospitalaria.

En cuanto a las reflexiones sobre el presente y el futuro de la medicina, el doctor Roberto Cohen, que además de integrar el SAME es médico forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, explicó: “La medicina legal actúa desde los resultados y hoy el concepto es prevención, evaluar el riesgo legal, reflexionar sobre el presente y el futuro de la medicina validado por la experiencia”. También abogó por tener más conciencia y responsabilidad por los errores cometidos durante la asistencia. “Los errores simples generan algún grado de desprestigio, en cambio los errores graves, generan algún tipo de riesgo amenaza o proximidad de un daño”, distinguió.

Cohen además consideró que a veces hay desconocimiento de lo que se debe hacer y de la legislación vigente. Los que trabajamos en emergencias debemos conocer la legislación que nos compete”, sostuvo. Remarcó además que cuando hay que establecer culpas por impericia, imprudencia, negligencia o incumplimiento de las funciones al cargo, hay que saber de quien es la responsabilidad. En nuestro país de cada 100 demanda, 50 no prosperan, 6 culminan en el ámbito civil y 2 en el ámbito penal donde se retira la matrícula”, informó.

Planteó también el debate sobre si en medicina de emergencias la responsabilidad profesional es de medios o de resultados. En cuanto a la responsabilidad de resultados Cohen agregó: “el médico tiene el compromiso de obtener el resultado para el cual se lo contrata, sin importar que se trata de un caso de urgencia y emergencia”.  Igualmente destacó que cuando hay un muerto hay un responsable, entonces la medicina de emergencia “no es solo de medios sino de resultados”, distinguió. La tarea de emergencia es temporizada y como se acortan los tiempos para decidir, no hay tiempo para reflexionar sobre las decisiones tomadas, se corre el riesgo de que se produzcan más errores.

“La Medicina de emergencia no es solo de medios sino de resultados”

Gestionar, organizar y evaluar.  Si se toma la estrella de vida de seis puntas, en cada una están las palabras claves: detectar, informar, responder, atención en la escena y en el traslado y traslado al centro adecuado. Hay que considerar el escenario complejo, la duración el evento, el estatus, la concentración de personas en tiempo y espacio, los problemas con el idioma, (entre médicos y equipos de rescate), el carácter global de afectación a una ciudad y la multiplicidad de equipos interactuando.  También consideró importante contemplar la presencia de los medios de comunicación en el lugar.

Escenarios hostiles, complejos y cambiantes.

“En la emergencia no se discrimina, se atiende a todas las personas por igual. El escenario cambia, siempre pone a su equipo a riesgo y en lugar seguro, pero hay imponderables”, advirtió el doctor Alberto Crescenti, director del SAME de la ciudad de Buenos Aires. En su disertación sobre Escenarios complejos describió como la presencia de gases lacrimógenos o el sentido del viento o el cambio de dirección de las manifestaciones pueden modificar la ubicación de las ambulancias.  “A veces los protocolos hay que modificarlos para que los equipos no sufran ningún tipo de lesión. Trabajamos en contextos de mucha presión no solo por nuestro trabajo en sí sino por la presencia de los medios”, puntualizó.

Crescenti resaltó que es fundamental trabajar con un Equipo de seguridad integrada. “E l equipo de comunicación debe estar unificado e integrado por un equipo de profesionales que trabajan cargando los heridos en la ambulancia con sus datos personales como nombre, apellido, sexo y edad para que luego se envié esta información a Prensa, al Ministerio de Salud y a los medios”, describió.  La información tiene que llegar correcta tanto a la autoridad superior como a los medios de comunicación.

“La emergencia se maneja en el escenario”

El especialista puso de ejemplo la cobertura sanitaria que brindó el SAME durante las manifestaciones por la reforma previsional en diciembre de 2017. “No se pude ubicar ambulancias en el lugar donde se desarrolla una manifestación por una cuestión de seguridad del personal. “Tratamos de poner a resguardo las ambulancias, a 100 metros del lugar de los disturbios. Cuando fueron las manifestaciones por la reforma previsional estuvimos 12 horas de batallas campales de piedras, bulones, rulemanes, bombas molotov y puntas.  Cuando se desmadra la situación social es difícil de controlar”, describió. En ese contexto hostil tuvieron que asistir a víctimas de fracturas, traumatismos, heridas cortantes tanto de integrantes de las fuerzas de seguridad, como de civiles.  “Hacemos asistencia a las víctimas, pero no las sacamos del lugar, porque es riesgoso. Tenemos que esperar que las traigan hacia el puesto médico avanzado”, explicó. En estas situaciones Crescenti recomendó considerar las informaciones que van dando los medios. “El manejo de las comunicaciones es fundamental. El que maneja emergencias, maneja la comunicación, la interrelación con los medios y con la verdad es clave. En la emergencia no se duda, hay que estar frío en escena y tener mucha experiencia en el manejo de estas situaciones. En la central de SAME seguimos las imágenes minuto a minuto, los desplazamientos, todo está registrado”, apuntó.

Crescenti agregó que la asistencia en escenarios complejos es un desafío porque además se tienen que administrar eficientemente los recursos humanos y logísticos.  “Las ciudades tienen múltiples escenarios y tenemos que seguir prestando atención al resto de emergencias que se den paralelamente a las que se producen en una manifestación”, destacó.  Crescenti remarcó además la importancia de formar jefes o líderes que no están detrás del escritorio, sino que hay que estar en el lugar, en el escenario donde se produce la emergencia. “La emergencia se maneja en el escenario”, resaltó.

“El que maneja emergencias, maneja la comunicación, la interrelación con los medios y con la verdad es clave”

El director del SAME también recomendó mantener la calma en situaciones de emergencia en contextos hostiles. “Es importante en esos momentos cuando hay una gran descarga de adrenalina mantener la calma; el equipo de factores humanos de psicólogos y psiquiatras que nos acompañan es fundamental, porque cuando hay congelamiento o ataque de pánico, nos sacan de la escena”, expresó.

El Dato. “Crear bases extrahospitalarias en sitios estratégicos”

Consultado sobre de qué manera se podría mejorar la atención en primera respuesta en atención prehospitalaria y considerando la posibilidad de reorganizar la ubicación de las ambulancias en ciudades como Córdoba donde existe un gran congestionamiento de tránsito en las principales arterias de la ciudad, el doctor Crescenti propuso: “Se debe trabajar no solo con las ambulancias que salen de los hospitales, sino que sería ideal instalar bases extra hospitalarias en lugares estratégicos, pero hay que trabajar con la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Córdoba y otras reparticiones que saben cuáles son las esquinas que más incidentes tienen y cuál es el lugar donde la llegada de la ambulancia se ve dificultada por una acumulación de tránsito en las horas pico”.

Para determinar los cambios de ubicación de las ambulancias el doctor Alberto Crescenti señaló que están permanentemente chequeando lo que denominan el teatro de operaciones. “Cuando vimos que el gas lacrimógeno envolvió al equipo de las ambulancias, automáticamente el conductor de las mismas tuvo que trasladarse hacia la calle más cercana, porque si el paciente se carga por la parte trasera, la ambulancia va a salir por adelante. Hay que observar permanentemente el teatro de operaciones porque es cambiante y si uno no se adapta a los cambios el operativo sanitario va a un fracaso estrepitoso”, advirtió.

La existencia del helicóptero sanitario es indispensable en ciudades donde existe congestionamiento de tránsito, funcionan con sistema de leasing y son muy efectivos. “Cuando el helicóptero cumple la función de salvar vidas, se mejoran los tiempos de respuesta y son ideales en incidentes de autopista donde un helicóptero lleva piloto, copiloto y dos médicos. Se empieza a hacer Triage, hasta que llegan los servicios de emergencia”, finalizó.

 

Leave a comment